escribi tu nota

publica tu articulo

el surprensa red

Córdoba

Martillero denuncia pesadilla vivida con la Policía de Brinkmann /

Martillero denuncia pesadilla vivida con la Policía de Brinkmann

Un auxiliar de justicia villamariense denuncia un abuso de autoridad de la policía de Brinkmann, en el departamento San Justo. Afirma haber sido detenido cinco horas, privado de libertad y encarcelado ilegalmente sin motivo. O mejor dicho, por haber estando sacando fotos para una tasación judicial le impusieron la figura de merodeo. Graves acusaciones contra el subcomisario de la zona.

Jorge Alberto Barrera (Villa María).

Soy el Martillero Judicial Jorge Alberto BARRERA, DNI: 14.843.664, MP: 01-982, con domicilio en la Ciudad de Villa María.

Quiero hacer público el mal accionar de la policía de Brinkmann, ya que fui detenido, privado de mi libertad y encarcelado ilegalmente el día 14/11 a partir de las 14:30 hs., hasta las 19:30 hs.

Quiero denunciar, el mal trato, privación ilegítima de la libertad, obstrucción a la labor judicial, vejaciones y violación de mis garantías constitucionales, en el accionar de la policía de Brinkmann, a cargo del Subcomisario Carlos Paez y como consecuencia de cumplir la tarea encomendada por el tribunal, fui detenido, privado de mi libertad y encarcelado ilegalmente el día 14/11 a partir de las 14:30 hs., hasta las 19:30 hs.

Después de labrar el acta de inicio de pericia, que consta en autos, me dirigí a la ciudad de Brinkmann, a hacer el relevamiento de datos, de dos inmuebles baldíos; debido a mi trabajo y a los efectos de incorporar al expediente inmuebles comparables, debo tomar fotografías, que sirven de prueba y dan luego fundamento a las apreciaciones de valor, que se vierten en el dictamen pericial.

Termino de relevar los datos necesarios y emprendo viaje a Villa María, lugar donde vivo(a aproximadamente 240 km de Morteros); pero a 6 Km. del pueblo, al llegar a la intersección con la ruta 17, me detiene la policía caminera, me solicitan la documentación, se las entrego (Licencia de conducir, póliza de seguro, cedula federal- tengo todo en orden y además llevaba la luz baja encendida ) me consulta el agente - a que se dedica?, le explico, que soy Martillero Judicial; luego otro agente femenino que hablaba por un celular, me pregunta – usted estuvo sacando fotos en Brinkmann?, a lo que respondí que – sí ; que se debía a una labor judicial de tasación encomendada por el Tribunal de Morteros.

Acto seguido me sacan de la ruta y me piden que estacione a un costado; pregunto qué ocurre, si hay algo mal, me responden que ya viene un patrullero desde la comisaría. Espero, eran las 14:30 fácilmente hacia más de 35°C; cuando llega, se baja otro agente (aparentemente suboficial, nunca se identificaron, cuando les pregunte) me conducen a una oficina en ese lugar y nuevamente me preguntan mis datos (para esto, ellos tenían mis documentos), le explico nuevamente cuál es mi profesión, le doy mi matrícula profesional, cual es la labor que estuve haciendo en el pueblo, le doy los autos caratulados del expediente en los cuales se me ordenaba la pericia, y además, le informo que el letrado de la parte demandada que solicitara pericia, es de Brinkmann (Dr. Gustavo Tevez).

Todo lo que expresaba, se lo pasaban por celular al subcomisario Paez, luego éste le ordena que me lleven a la comisaría; a lo que nuevamente le pregunto - ¿por qué me detenían? - no me contestan y me dicen que no oponga resistencia que va a ser peor; por lo que no tengo otra alternativa. Me piden que me suba a mi vehículo y siga al patrullero, ya no entendía nada, al llegar a la comisaría, saco mi cámara y le tomo una foto al móvil y cuando le quiero tomar una foto al agente, este me baja la cabeza y agachado se introduce en la oficina.

Cuando entro, me esperaba el subcomisario Paez, nuevamente me preguntan mis datos, les doy otra vez mis documentos y otra vez le explico, mi profesión, donde vivo mi estado civil, la razón de mi paso por el pueblo, le digo del abogado que es de allí, le explico que soy un auxiliar de la justicia en cumplimiento de mi labor judicial, le digo que aun hay tiempo de llamar a los tribunales de Morteros, por si nada de lo explicado entendía, para que se informe, de quien soy más allá de mi documentación y explicaciones; pese a ello, se niega a llamar a tribunales.

Además, de Martillero, soy docente de nivel medio, con 31 horas cátedra, le puedo decir que jamás me toco alumno alguno que después de explicar algo tantas veces no me entendiera, y eso que enseño electrónica que es bastante abstracta. Pero este policía no entendía nada, yo hablo el mismo idioma que él, pero parece que no entendía términos básicos en su función como: martillero judicial, pericia, tribunales,  abogado, derechos constitucionales, ilegalidad, abuso de la autoridad, etc.

Por último, le explico que lo que está haciendo es una privación ilegítima de la libertad, me contesta que han tenido una llamada anónima de que estaba sacando fotografías en el pueblo; le contesto que tomar fotografías, no es una conducta tipificada de delito y más aún tratándose de una labor judicial. Nuevamente le digo que no me puede detener, además, al preguntarle sus datos para anotarlos en mi cuaderno, se niega a identificarse, sólo se que es el subcomisario Paez. Nuevamente le explico que no puede detenerme, que es ilegal lo que está haciendo. A lo que responde – ¿Que no lo puedo detener?, para que vea que no lo sabe todo, le voy aplicar el Art. 90 del Código de Faltas, por merodeo (dice el con dudas, mirando a un agente) -  ¡SÁQUESE EL CINTO YA!!  me ordena, - ¿para qué? le pregunto, ahora se va a ir a un calabozo, - le digo que es una locura lo que está haciendo, que no corresponde, que ya le había explicado cuál era mi función que estaba cumpliendo una labor para la justicia; pero pese a ello, me quitaron el cinto, mis lentes, celular, reloj , cámara fotográfica, lapicera, cuaderno de anotaciones. Le pido que me deje llamar a mi familia, no me lo permite, también le pido llamar al Dr. Tevez, el abogado del pueblo, con el que habíamos estado en el acto de inicio de pericia, tampoco lo permite y me dice que al Dr. Tevez él lo conoce porque pertenece a la Cooperadora Policial y que él lo va a llamar. Acto seguido me introducen en un calabozo inmundo, todo orinado, sin siquiera una silla para sentarme, le juro que dentro hacia más 40° C y cierran con traba y candado, como si fuese un peligroso delincuente.

El pensamiento que tenía era que estaba secuestrado por la policía, totalmente incomunicado y nadie sabía de mí ni yo podía hacerles saber.

Gritaba para que me dieran un poco de agua me estaba deshidratando allí, nadie respondía, debía permanecer de pie, ya que ni siquiera en las paredes te podías apoyar de lo inmundicia de ese calabozo. Ellos los policías estaban dentro con aire acondicionado, más tarde tenía deseos de ir a defecar, allí no lo podía hacer, porque no había sanitarios, era una celda de 1,50 x 1,50, puerta de madera con una ventana de 0,40 x0,40 con barrotes, en la pared frente a la puerta, está tallado el rostro del Che Guevara y en la pared lateral derecha la imagen de una mujer en biquini y muchas inscripciones entre las que rescaté “Dios acuérdate de los presos”.

Gritaba y nadie respondía, al rato se asoma una agente y dice en mal tono - ¿quién grita?, le respondo que tenía deseos de ir al baño y tenía sed,  -ya va - respondió y cerró la puerta- al rato trajo una botella con agua, abrió el candado, mientras otro policía franqueaba la puerta que daba a las oficinas y luego la “mujer” policía, abrió otra celda con baño en la que había otro preso dentro. Le dije que yo no iba a defecar allí con el otro preso al lado; entonces el otro agente se apiadó y me dejaron usar otro baño.

Al salir nuevamente solicité llamar por teléfono y comunicarme con el abogado, les dije que recapacitaran que lo que estaban haciendo estaba mal y era una ilegalidad plena pero me lo negaron y dijo la mujer que debía esperar al Juez de Faltas, le pregunté a que hora venía y dijo a las 17:30 horas, yo ya llevaba 3 horas encerrado, parado en esa celda donde el sol daba a pleno, un verdadero infierno.
Al rato, aparece nuevamente el subcomisario Paez, ya de civil, y le pregunto que cuándo viene el Juez de Faltas?, quiero hablar con él (esperando encontrar una persona que entienda algo, para que me saque de esta locura de ilegalidad); a lo que me responde – El Juez de Faltas soy yo.

Imagínese usted qué podría obtener de cordura en esa figura cuando él mismo me había metido en un calabozo. Luego me abre la celda y me hace pasar a su oficina, a lo cual tenía preparado un escrito que debía firmar aceptando que era detenido por merodeo. Le explico nuevamente que no es así y que no voy a firmar eso porque no corresponde, como me va detener en ruta por merodeo a prácticamente 6 kilómetros del pueblo; siendo que cumplo órdenes de la justicia al realizar mi tarea y que él estaba entorpeciendo con su mal accionar la labor judicial. Molesto, me increpa - ¡QUE SI LA QUIERE DIFÍCIL ASÍ VA A SER, SE VA A IR DE NUEVO AL CALABOZO!, le respondo que haga lo que por ley corresponda; entonces se levanta y dice - ¡AL CALABOZO!, y en tono de burla agrega – TOTAL YA CONOCES EL CAMINO; le pregunto porqué se burla y responde - usted lo quiso así.

Nuevamente le pido que llame al abogado el Dr. Tevez, me responde que ya habló con él y que ya viene. Me encierra nuevamente en el calabozo y a las 19:30 horas aparece el Dr. Tevez. Le pregunto porqué vino tan tarde que había estado 5 horas encerrado en una celda;  me responde que a las 14:40 horas aproximadamente Paez se comunico con el y que le explicó todo (lo que yo le había explicado) y que pensó que ya estaba todo aclarado y que me había retirado.

Luego nos dejan a solas con el Dr. Tevez , le comento como fue todo y después pese a oponerse Paez, se  labra otra acta, en la cual insiste en que me detuvo por merodeo y yo pude expresar los hechos como fueron. Luego me ficharon, me pintaron los dedos, me tomaron las impresiones digitales, con descripción a máquina de mi fisonomía; para esto, el Dr. Tevez tuvo que salir por un tema personal y me dijo que ya regresaba. El subcomisario y Juez de Faltas Paez, se retiró y a mí me llevaron de nuevo a la celda. Le pregunto a la mujer policía, porqué me encierran de nuevo, a lo que contesta - son órdenes del comisario.

Media hora después llega el Dr. Tevez y me abren la celda, me entregan mis cosas y me hacen firmar una notificación de que quedo en libertad provisoria y que el miércoles 19 de noviembre debo viajar de nuevo a Brinkmann, para notificarme de la resolución que va ha tomar el Juez de Faltas y Subcomisario Paez . A todo esto solicite se me de copia y número de sumario policial, en presencia del abogado, pero se negaron. Luego me entregaron mis pertenencias y pude salir en libertad. El Dr. Tevez me pide que le acompañe a su estudio, a todo esto ya eran cerca de la 20:00 horas y aun estaba a más de 200 km de mi casa; y luego de darme un vaso de gaseosa y unos sándwich de miga, me facilita su teléfono para que me comunique con mi casa, luego me dice:- te pido disculpas, en realidad disculpa ajena, lo que han hecho es una barbaridad, yo ya no pertenezco a la Cooperadora policial, porque esta gente te hace quedar mal, hacen cualquier cosa. Luego se acerca otro abogado colega de Tevez, a la charla y me dice  - para colmo, Paez es el novio de la Fiscal- . Cuando escucho esto, me digo (más allá de que no me consta, esa relación): si el que me metió preso es el Subcomisario y a la vez es el Juez de Faltas, como voy ha obtener algo de justicia cuando se me comenta que este señor es el novio de la Fiscal.

Ya a esta altura de las irregularidades nada parecía sorprenderme más. Por esta razón, no radique mi denuncia ante esa fiscal, porque dudo de la eficacia de su tarea investigativa, en definitiva su imparcialidad.

En conclusión, todavía no sé si hoy 19/11/2008, cuando me apersone a recibir su veredicto en la comisaría de Brinkmann, quedare detenido nuevamente, ó si seré absuelto.  Pero lo que sí se, es que el proceder de toda esa gente que dice llamarse policías, con licencia para matar, arma en la cintura, es ilegal e inconstitucional y los que deberían quedar detenidos por secuestro, violación de los derechos humanos, violación de las garantías constitucionales, obstrucción a la justicia y privación ilegitima de la libertad, vejámenes, etc. son todos ellos.

Jamás se leyeron mis derechos constitucionales, que los van a leer si no los conocen; es más, si no entendían los términos que antes mencionara, qué les voy a decir de garantías constitucionales, ó del Art. 14 y 14 bis de la Constitución Nacional. Además, se debería poner fin a tremenda barbarie institucionalizada, el permitir que gente sin formación especifica, las “fuerzas de seguridad provinciales”, los miembros de la Policía, tengan a su cargo llevar a cabo actividades de instrucción y juzgamiento, lo que violenta palmariamente los Arts. 18 de la  Constitución Nacional y el Art. 8  de la Convención Americana de Derechos Humanos, particularmente el principio nulla poena sine iuditio, y las garantías de acceso a la jurisdicción, el debido proceso, y la inviolabilidad de la defensa en juicio.

También resulta ostensiblemente violatorio la conducta de estos uniformados a las expresas disposiciones de nuestra Constitución Provincial, en especial de los Arts. 19, inc. 9 -acceso a la jurisdicción-, Art.39 –debido proceso-, Art. 40 –defensa en juicio. Constitución que por supuesto, tampoco conocen, no lo saben.
Pobre de la gente común, que como yo cayó o va a caer en manos de estos uniformados, y este subcomisario Carlos Paez, el cual parece que maneja su propio código; por supuesto totalmente contrario a la Constitución Nacional, Provincial, Pactos Internacionales, Código Procesal Penal de la Provincia, etc.
Los más desprotegidos legalmente. ¡Que Dios los ayude!.

Este señor Carlos Paez (subcomisario, a cargo de comisaría y además Juez de Faltas) desconoce, que si soy detenido o imputado, como el lo hizo:

• Debo conocer el motivo de mi detención y se me debe  leer la orden respectiva, como también, informar a mi familia ó persona de confianza, el lugar donde me encuentro alojado Art. 42 de la Constitución de Córdoba y Art. 1 del Código Procesal Penal de Córdoba. (No se me permitió que yo me comunicara con mi familia ó con persona alguna de mi confianza, para que supiera qué estaba pasando conmigo)

• Debo ser informado de manera clara del hecho que se me imputa y los derechos que me asisten (Constitución Nacional, Constitución de Córdoba, Pacto de San José de Costa Rica, Pacto Internacional de derechos civiles y políticos, Código Procesal Penal de Córdoba, Convención Americana de los Derechos Humanos, etc. (Nunca se me leyeron mis derechos imputándome algo que no correspondía)

• No puedo ser obligado a declarar en  mí contra Art. 40 de la Constitución de Córdoba, Pactos Internacionales, Art. 259 del Código Procesal Penal de Córdoba. (Intento forzarme a firmar un acta en la que aceptaba su imputación de merodeo, hecho que no corresponde)

• Tengo derecho a ser defendido por un abogado de mi confianza, Art. 40 Constitución de Córdoba y 118 de Código Procesal Penal. (No se me permitió comunicarme con un abogado, ni siquiera el abogado de expediente en el que realizaba la pericia)

• Tengo derecho a dar mi versión de los hechos, cuando lo crea conveniente, previo consejo de mi defensor Art. 259, 261, 263 y 268 del Código Procesal Penal de Córdoba.(Pretendió forzarme a firmar una acta que él había redactado, no dejándome dar mi versión de los hechos, razón por la cual en tono de burla me dijo – te vas a ir de nuevo al calabozo, y así lo hizo.)

• Tengo derecho a no ser tratado como culpable, mientras no sea condenado por una sentencia firme de acuerdo a la Constitución Nacional, de Córdoba, Pactos Internacionales y Código Procesal Penal de Córdoba. (Se me trato en todo momento como culpable de un delito inexistente, a tal punto que tuve que soportar estar privado de mi libertad, en un calabozo, con traba y candado, por más de cinco horas con temperaturas superiores a los 40 ° C)

• Tengo derecho a no ser sometido a tratos degradantes ó crueles de acuerdo a la Constitución Nacional, de Córdoba, Pactos Internacionales y Código Procesal Penal de Córdoba. (Me encerraron en una celda inmunda toda orinada, sin siquiera una silla para sentarme, me quietaron mis pertenencias, mi cinto mi reloj, lentes, celular; tuve que gritar en varias oportunidades para que me dieran un poco de agua, estaba prácticamente deshidratado, pretendieron que defecara en una celda contigua, en la presencia de otro detenido)

• Tengo derecho a recibir visitas y a comunicarme con el exterior, a menos que me encuentre incomunicado judicialmente, hecho que me será notificado; y que no era mi caso. Art. 43 de la Constitución de Córdoba y Art. 273 del Código Procesal Penal.(A partir de mi detención en la ruta, quedé incomunicado, secuestrado por la policía, nadie sabía de mí, no podía hablar con nadie, ni se me permitió tampoco pese a reclamarlo en reiteradas oportunidades.)

• Tengo derecho a que el Juez de control se pronuncie acerca de la legalidad y condiciones de mi detención y resuelva sobre mi libertad. Art.269 y 333  y concordantes del Código Procesal, Constitución Nacional, Provincial y Pactos Internacionales. (El Juez que se pronunciara sobre mi situación es la misma persona que me detuvo y que desconoce todo todo  es un nulo total de legalidad)

Ruego se ocupen del tema y  por su intermedio delegue ó ponga en conocimiento de semejante barbarie que manchan a la institución Policial, para que se haga justicia, porque alguien debe hacer algo al respecto. Yo he iniciado las acciones legales correspondiente, en defensa de mi labor como auxiliar de la justicia,  a través del Colegio de Martilleros de la Provincia de Córdoba, ya que actos de semejante brutalidad, no sólo atentan contra mi persona, sino que lo hacen contra la figura de todos mis colegas martilleros, que actitudes policiales de este tipo, ultrajan nuestra investidura y nos descalifican llevándonos a ser tratados como delincuentes, cuando en realidad en nuestras funciones estamos representando a la figura del Juez, en definitiva representamos a la Justicia; y de último sería la policía quien debería allanar el camino para la eficacia de nuestra labor judicial.

Creo que es imperativo que usted tome conocimiento de estos hechos y se ponga fin, ya que cualquier colega que tenga que trabajar en algo similar en Brinkmann, corre el riesgo de que se le aplique el “Código Páez”, donde de entrada sos culpable y después te aplicara algo parecido a algún articulado que el maneja a su voluntad.

Semejante accionar ilegal, no puede permanecer como si nada y que esta gente no pertenezca a una institución de la cual no son dignos de pertenecer; ese día a todos los presentes en la Comisaría les dije que estaban cometiendo un error, que era ilegal, pero parece que nadie sabe nada de nada, por que todos acataban lo que Paez les ordenaba.

Señor Juez perdonando la expresión, más que una unidad policial, me pareció por mi experiencia, una banda de delincuentes con uniforme.

20/11/08


Recomendar esta nota





monica

Sr.Barrera esperamos,la sociedad toda, que su denuncia haga relevar de sus cargo a cada uno de los responsables de tanta impunidad e injusticia.Mientras tengamos una policia delincuente,entre otras cosas,jamás tendremos justicia.Ignorantes con armas en sus cinturas,potenciales asesinos.



juan c. olmos

Señor Gobernador de la Provincia de Cordoba D.Juan Schiaretti:El ciudadano Jorge Alberto Barrera,con domicilio real en la ciudad de Villa Maria.En plena DEMOCRACIA,fue torturado sicologicamente a un sometimiento perverso,vivio una series de atrocidades y atropello a su dignidad del ser humano de un procedimiento irregular pòlicial a cargo del Subcomisario Carlos Paez y de todo su personal a su cargo,una TORTURA INCONCEBIBLE,INMAGINABLE,INSUFRIENTE,INMORAL Y ETICAMENTE CONDENABLE EN TIEMPO DE LA DEMOCRACIA. ART.7:de la Constitucion de la Provincia de Cordoba:DERECHO A LA LIBERTAD PERSONAL.Inc.1"Toda persona tiene derecho a la libertad y a la seguridad personal"Inc.3"Nadie puede ser sometido a detencion o encarcelamiento arbitrario".Esto fue lo que ocurrio con el ciudadano Jorge Alberto Barrera.Señor Gobernador.Peticiono ante V.E. en mi caracter de hijo de la Provincia de Cordoba.ART.9.de la Constitucion de la Provincia de Cordoba.Solicitando: La cesantia del Señor Carlos Paez,al cargo de Subcomisario,de la Comisaria de la Localidad de Brinkman,de la Provincia de Cordoba como asi de todo el personal policial a su cargo.SERA JUSTICIA.



Diego Dominguez

Camarógrafo canal Brinkmann- Barrera miente. mas información en www.universalmedios.com.ar



pedro gonzalez garcia

juanca,usted es un ejemplo de vida,felicitaciones.saludos



juan c. olmos

Señor Diego Dominguez,em primer lugar felicitar a Universal Medios por toda su cobertura periodistica de informacion que tienen en la zona.En segundo lugar manifestarle,que lo denunciando por el ciudadano Jorge Alberto Barrera ante el medio periodistico de SOSPERIODISTA a mi juicio es de credibilidad total a su denuncia.



Rolando

Consulté el sitio sugerido por Diego y la cosa parece NO ser como la describe Barrera. Como auxiliar de la justicia este debería saber que en ella también se cometen GRUESAS equivocaciones por error u omisión (cuando NO son con intención manifiesta de perjudicar a alguien). Esperemos para ver si alguna vez conocemos como sigue y termina la historia.



juan c. olmos

Desde Egipto llega a la Argentina TUTANKAMON!!!!!!



pedro gonzalez garcia

juanca,cuando llega tutankamon?saludos



jorge alberto Barrera

BRINKMANN: A FONDO CON EL SUBCOMISARIO CARLOS PAEZ jueves, 15 de mayo de 2008 Atento a escuchar demandas de la comunidad, el Subcomisario Carlos Paez, visito LA MAÑANA DE LA RADIO y hablo de todo: De la necesidad de “mejorar el trabajo de la Cooperadora”; de “lo positivo” de los allanamientos por drogas, A PESAR DE QUE HAN SIDO LIBERADOS TODOS LOS DETENIDOS, DE LAS DENUNCIAS DE MALTRATO POLICIAL Y REALIZO UNA AUTOCRÍTICA, RECONOCIENDO QUE “HAY MUCHO POR CAMBIAR EN LA POLICÍA”. Por ultimo sobre la denuncias de maltrato del personal policial para con los detenidos Paez expreso que “es un tema delicado, tenemos todo el derecho de realizar nuestro trabajo pero siempre ajustado a derecho y a veces distintas situaciones merecen que la policía deba actuar y que utilice la fuerza publica…esto tiene un hilo muy delgado PORQUE NO SABEMOS CUANDO APLICAR, CUANDO NO Y ESTO HA MOTIVADO EN PROCESOS JUDICIALES CON EL PERSONAL POLICIAL”. Agrego que “cada cual sabrá cuan importante es mantener el trabajo para mantener su familia… “. Termino diciendo que “EN LOS PROCEDIMIENTOS HAY DE TODO Y PASA DE TODO, HAY SITUACIONES EMOCIONALES Y ALLÍ PUEDEN OCURRIR ERRORES DE NUESTRA PARTE y de parte de los detenidos, pero si hay un error, sabemos que estamos expuestos a una denuncia penal y todo ciudadano tiene derecho a realizarla y a eso nadie lo puede impedir, por lo que si hay un hecho de violencia y esta fuera de lo normal, el ciudadano tiene todo el derecho de hacer la denuncia que corresponda”.- La nota se puede ver en el siguiente link y con audio http://www.laradio1029.com.ar/index.php?option=com_content&task=view&id=945&Itemid=27 Yo me pregunto, Si el Subcomisario, a cargo de la Comisaria, no sabe como actuar(según sus dichos)que esperamos del resto del personal que depende de él. Si le pesa liberar detenidos, es que no está de acuerdo, con lo que por ley corresponde. Dice que hay situaciones emocionales en las que cometen errores; que Dios nos ayude entonces si le toco un día dificil, por que resuelve por sus emociones, no de acuerdo a la ley POR FAVOR QUE NADIE SE RESISTA BAJO ESA ADVERTENCIA DE PROCEDER POR QUE SOLO DIOS SABE QUE PUEDE LLEGAR A PASAR. Algo tiene claro el Subcomisario Paez, y es que hay que cambiar mucho en la Policia, según sus expresiones. Empezando por él por supuesto. JUSTICIA YA!



juan c. olmos

Hola Pedro.El Jueves 20-11-08,la Señora Presidenta de la Nacion,anuncio que acordo con las autoridades Egipcias la llegada de TUNTANKAMON a la argentina y que recorrera toda la region con punto de partida en Buenos Aires."Queremos que TUNTANKAMON llegue a la argentina,es realmente nuestro deseo",afirmo la Señora Presidenta de la Nacion.¡TUNTANKAMON!



juan carlos

mmmmmmmmmmm




Completa este formulario para recomendar esta nota:

Tu email:

Tu nombre:

Email de tu amigo:


escribi tu nota