escribi tu nota

publica tu articulo

el surprensa red

Córdoba

Apta para consumo humano /

Apta para consumo humano

Aguas Cordobesas dice que "es apta para consumo humano" pero lo cierto es que el agua que suministra por estos días la concesionaria del servicio en la Capital tiene un sabor horrible, casi intolerable. Desde la Coordinadora Córdoba en Defensa del Agua y la Vida desmienten a la empresa y cuestionan al Estado por carecer de un laboratorio para analizar la calidad del agua que consumimos los cordobeses. Afirman que los análisis los hace la propia empresa sin que sepamos si se hacen y cómo se hacen. Lamentable, como el agua.

Gustavo Spedale

El 28 de julio del 2010, la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) reconoce por primera vez el acceso al agua potable como un derecho humano básico y especifica: “…el acceso a los servicios sanitarios básicos es un derecho, en vista de que la contaminación del agua es una de las principales causas de mortalidad…”

La representante Argentina, ministra Ana María Bianchi, explicó el voto a favor: “La Argentina entiende que es una de las responsabilidades principales de los Estados asegurar a sus habitantes el derecho al agua como una de las condiciones fundamentales para garantizar el derecho a la vida…”
 
En Córdoba, nuestros gobernantes violan los principios que Argentina comprometió en la ONU  y llevaron al colapso casi total de los sistema de agua y saneamiento provinciales en más de 13 años de combinar un fatal modelo de monocultivos transgénicos y negociados inmobiliarios con “favores” a un grupo empresario de origen transnacional (Roggio – Suez) para que comercializara el agua de la ciudad capital. Negociados y “favores”, que condujeron a la destrucción y el desguace descontrolado de un sistema integrado de agua y saneamiento, que debió preservar el agua desde sus fuentes, cuencas y reservas hasta su devolución a la naturaleza después del saneamiento adecuado.

Así, fuimos conducidos a la tragedia repetida de pueblos sin agua, de ríos desapareciendo, de embalses en extinción o contaminados y seguimos escuchando promesas: canales que vendrán del Paraná o caros medidores que aumentarán milagrosamente el agua que se pierde por las cañerías destruidas de una red obsoleta, con un 60 % de cañerías de asbesto cemento (material prohibido en Europa y la OMS por cancerígeno).

La realidad de este palabrerío es justificar que en la Capital pagamos el agua más cara del país (según consta en el último informe de la Asociación Federal de Entes Reguladores de Agua y Saneamiento, Aferas 2009 y 2010). Los cordobeses pagamos una boleta  promedio de 32,41 pesos, el triple de la que se paga en Santa Fe y en el área metropolitana de Buenos Aires ya desprivatizadas. Las subas acumuladas en los últimos cuatro años llegan al 104,6 por ciento, a lo que hay que sumar el cargo fijo para la instalación de medidores con un encarecimiento de la boleta de un 18 por ciento adicional, más millonarios subsidios estatales.

Estos precios que podrían pagar una de las mejores aguas del mundo, por el contrario solo recogen reiteradas alarmas y quejas de miles de vecinos  de la zona norte de la capital, provistos de agua corriente desde la planta potabilizadora Suquía abastecida desde el Dique San Roque (970.000 usuarios). La causa es el sabor (desagradable)  y el aroma (Gamexane) del agua que vende Aguas Cordobesas (Roggio, Suez, AGBAR, Camino de la Sierras, Banco de Galicia).

La vocera mediática del holding, Marcela Dávila, tras escudarse en el obvio argumento de que “el agua no contiene gamexane”, vuelve al remanido latiguillo “apta para el consumo humano”. Sin mencionar el fondo de la cuestión nos cuenta que “el verano es una época en la que cambian las condiciones del agua que está en el embalse y se multiplica la presencia de algas, que son las que producen la geosmina". De esta manera culpa al menos perjudicial de los elementos químicos  presentes en estos compuestos, “la geosmina” que confiere el olor a gamexane.

Esta falacia o sofisma comunicacional, pretende ocultar otra verdad que los vecinos perciben, ya que los seres humanos poseemos un sofisticado sistema de detección que son nuestros centros de olfato y sabor, provistos de sensibles terminales nerviosas y papilas gustativas, capaces de detectar sustancias peligrosas para la salud, que nos ponen alerta e indican los peligros de beber agua de mala calidad.

La comunicadora del holding intenta vendernos gato por liebre; al mencionar esta palabra desconocida para nosotros los comunes: “la geosmina” (proviene del griego = olor a tierra húmeda), alude así a una bacteria, de una mezcla compleja de compuestos químicos, que sola y aislada de otros componentes no sería peligrosa para la salud, pero el olor y sabor que percibimos y que no se podría negar ante los abrumadores testimonios referencian la posible presencia de otros compuestos químicos que sí son tóxicos y que la señora no nombra, y que provienen de los afloramientos de algas altamente tóxicas generadas en el ultra contaminado lago San Roque y reflejado en  un informe de la UNC de este año : “…Científicos del Laboratorio de Hidrobiología Aplicada de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), señalaron que en el último relevamiento realizado en marzo pasado detectaron cianobacterias en el San Roque. El investigador Marcelo Pierotto marcó que “esas manchas verdes viscosas que se ven en el lago son cianobacterias…” “Son los organismos conocidos como algas verdeazuladas y su presencia en zonas cercanas a tomas para provisión de agua potable representa un riesgo potencial para la salud, pudiendo provocar cuadros de diarreas, vómitos, mareos y trastornos digestivos” ”La especie encontrada es Microcystis sp. Es conocida por ser potencialmente tóxica para las personas y animales de vida silvestre afectando el funcionamiento del hígado…”

Otros sofismas o falacias que  esgrime el Holding Aguas Cordobesas
 
a)    Que realizan 1.000 análisis diarios.
Los análisis a que se refiere la empresa los hace en sus propios laboratorios sin que el estado tenga ningún control  de calidad del agua que consumimos, lo que constituye un grave atentado para la salud de la población (único en el mundo), situación creada por la disolución de los laboratorios de las ex EPOS y DIPAS que se encargaban del control de calidad cotidiano del agua en la provincia y la ausencia de laboratorios en el ERSEP (órgano de contralor), que sólo exige la formalidad de una auditoría anual a cargo de una consultora privada (JVP) pagada por Aguas Cordobesas.
 
b)   Que se ajustan a los parámetros de calidad que fija el contrato de concesión
Las normas y parámetros de calidad del agua potable del contrato vigente son de 1994 y están sin actualizar desde esa fecha, donde el dique no presentaba el estado de contaminación y de casi extinción de hoy. (Eutrófico) Las cuencas tributarias no se encontraban en el nivel de deterioro actual, la mayoría de agrotóxicos de utilización masiva en la agro industria no existían, la expansión inmobiliaria y el crecimiento poblacional estable y turístico que vuelcan sus líquidos cloacales en la cuenca no se había disparado a la magnitud que hoy conocemos, la tala indiscriminada de bosques nativos, el sobre pastoreo, los incendios y la desertificación eran menores.
Un caso paradigmático es el Canal los Molinos Córdoba de 64 Kmts de canal a cielo abierto (abastece la zona Sur de Córdoba Capital 400.000 habitantes), que transcurre sobre campos de soja transgénica y que es rociado de octubre a marzo de cada año con millones de litros de agrotóxicos que según la empresa no están contemplados dentro de los parámetros del contrato de concesión y que a pesar de existir una denuncia penal (hace mas de un año) por envenenamiento de los vecinos de la zona sur, ningún fiscal se ha dignado a investigar.
César Bertucci (Ingeniero químico, ex jefe del Laboratorio de Dipas) considera indispensable “…tener en cuenta los resultados de nuevas investigaciones que lleven a modificar los límites tolerables de sustancias con efectos sobre la salud (por ejemplo, el arsénico) e incorporar a la lista de parámetros a controlar los nuevos contaminantes que llegan al agua, como el glifosato…”.
  
c)  La calidad del agua de los lagos (fuentes) está a cargo del estado.
Los sucesivos gobiernos y el actual han cedido el poder del ordenamiento territorial (aguas incluidas) a las corporaciones de negocios, en este caso a una empresa voraz de ganancias como Roggio, cuyas cadenas de casinos y mega proyectos inmobiliarios de ocio y turismo se sitúan  justamente en nuestras principales fuentes de agua o cabeceras de cuencas (como el complejo inmobiliario “Aldea de Montaña Peñón del Águila” en la Cumbrecita). En otros casos la empresa ordena  al estado hacer bajar las cotas y reservas de agua para ocupar tierras fiscales privilegiadas, como el caso de “puerto San Roque”, donde se bajo la cota 2,30 mts. y el “country náutico Puerto del Águila” en el dique los Molinos ( abastece la zona Sur- 400.000 habitantes), donde también bajarán la reserva de agua para hacer florecer nuevas costas y una isla de 6 hectáreas, destinadas a un club náutico, a lo que se debe adicionar los campos de golf a los que son aficionados los Roggios y sus ejecutivos más fieles como Enrique Sargiotto CEO de Aguas Cordobesas; frivolidades que a veces comparten con algunos políticos que participan como socios menores de estos emprendimientos insustentables.

En Córdoba (región semiárida) existen 16 campos oficiales  de golf (algunos propiedad de los Roggio) y otros tantos no registrados. Un campo de golf de 18 hoyos y 60 hectáreas consume 1.500.000 litros de agua por día, en un año el consumo medio de agua de un campo de golf es de 10.000 metros cúbicos de agua por hectárea, es decir 18 hectómetros cúbicos, volumen equivalente al consumo anual de una ciudad de entre 150.000 y 200.000 habitantes a  lo que se suman gran cantidad de abonos y fitosanitarios que van a contaminar nuestros escasos acuíferos sin contar el daño ocasionado por la tala de bosque nativo y su remplazo por especies exóticas.

Poco tiempo queda a un sistema de agua y saneamiento totalmente destruido en la provincia.
La condición indispensable es liberarse para siempre de esta empresa parasitaria y desprivatizar nuestros derechos a la vida, así a sucedido en el resto del país y en gran parte América, el camino es la organización y la lucha para tomar en  manos de todo/as una empresa que se transforme en pública, al tiempo de comunitaria, que contemple el saneamiento y la calidad del agua desde las cuencas hasta el tratamiento de efluentes, además de sustentable y sostenible para que entre todo/as recuperemos nuestro derecho humano al agua y al saneamiento.

El autor es miembro de la Coordinadora Córdoba en Defensa del Agua y la vida.

Imagen ilustrativa: sorprendentesyraros.com

23/11/2010


Recomendar esta nota





Jocé Leal

Una véz más: los ciudadanos. Bemos abasayados nuestro derecho; a preservar la calidad de vida; tantas veses, pregonada en el plano de los dichos. Tan mansillada en el plano de los echos.



Analía

Sos insostenibles los argumentos de esta nota. Dónde estudió química este señor??? No tiene idea.



Ricardo O

El Dique San roque tiene el mas alto grado de contaminación no solo por materia fecal, sinotiene metales pesados...Eso esta enujn informe de la FUNAM en el año 1994 aproximadamente...Investiguen...



Nahuel

Un cuento no menos real La Isla de la Fantasía. La Isla de la Fantasía estaba ubicada en medio del mar Menemis. Al Norte se encuentra el Reino de las Salinas. Al Sur el reino de la Soja, al Este el Imperio de los Chacareros. Al Oeste, se encuentra el Reino de los Faraones, de La Vieja Rioja y el de Cajamarca. Reinaba en ella en ese entonces Angelo, un caballero de jopo, lentes cuadrados de carey y traje cruzado a rayas. El mismo era especialista en las palabras esdrújulas, que escribía con su lápiz rojo. Su palabra favorita era “informática”. Estaba decidido a colgar a la isla aunque sea “ en el último vagón del tren de la modernidad”. Al elegírselo por segunda vez mataron a un senador de su propio partido, por las irregularidades que iba a denunciar vinculadas con casas de tolerancia y juegos. Pero eso a él no le preocupaba. Estaba furibundo si porque no había podido cumplir con todo lo que había prometido, que eran obras impresionantes y esdrújulas como ser: la radicación en el noroeste de la fábrica de motocicletas y automóviles japonesa Jonda, la creación el Polo informático de Sinponete, la planta de Manganeso Cobalto, y otras más que iban a convertir a la Isla en “la California Argentina”, como había dicho en un conocido programa televiso de la época. Pero lo que más le preocupaba era que no había podido privatizar nada. Todo el mundo privatizaba, privatizaba y él no había privatizado nada todavía. Mejor dicho, lo único que había privatizado era el zoológico. Entonces consultó con el Fiscal de Estado, Radicovich, el Ministro de Economía, Camionciatti, El Ministro de Obras Públicas Nivel Lungo, y un legislador que hacia los trabajos sucios, llamado Mentira de Alende. -Algo tengo que privatizar antes que me vaya, dijo Angelo a todos. -Podemos privatizar el subsuelo… -No pero si no hay nada debajo. -Privatizemos el cielo cordobés. No , eso lo majejaKamarata, ya tengo un arreglo con él dijo Angelo. -Entonces privatizemos el Agua, dijo Mentira de Alende. -y agregó:”Yo conozco a cierta gente, vinculada a la mafia francesa y alguna empresita de aquí, como Deltic, y algo podemos hacer….”. -Bueno pongamo s en marcha… pero hagamos todo rápido y direccionado…no quiero dilaciones, y para nosotros el 30 como siempre noes cuestión ordenó Angelo. Así las cosas, el Rey se puso más contento. Con esto voy a pasar a la historia. D e modo tal que dispusieron todo para entregarle el Agua a una empresilla del Reino de Francia. Pero chocaron con que la misma no tenía experiencia en el tratamiento de aguas eutróficas, es decir contaminadas con material fecal, que producían algas de color verde y un olor a gamexane en el Lago San Rique, principal lago de donde se potabiliza el agua de la ciudad capital del Reino. Había informes relevantes de organismos especializados, que daban cuenta de esa gran contaminación, tanto de materia fecal, producto de que no existen plantas de tratamiento de líquidos cloacales en las ciudades que circundan al Lago ni tampoco en las localizadas sobre los efluentes del mismo. Pero los mismos permanecían en total secreto, porque eso perjudicaba el turismo , industria sin humo del cual vivía prácticamente la isla, ya que etaba totalmente endeudada, por créditos externos que sacaban para poder abonar los sueldos de sus vasallos. -Hacer eso sale mucho dinero. Haremos como que no existe. Y con respeto a lo otro, ocultaremos todo, ordenó nuevamente Angelo. (Continuará…)



Pepe el Viejo

Nosotros, los ciudadanos ¡qué hacemos para detener el genocidio!. Nada, total tengo un plan descansar, otro medio trabajar y si puedo, una jubilación de privilegio de las que brinda la provincia. Recuerdo que los nacionales, mas de cuatro millones de seres, apenas cobran $ 1.110,00 pero para las fiestas le regalan $ 500,00 total los remedios están en baja......Saludos




Completa este formulario para recomendar esta nota:

Tu email:

Tu nombre:

Email de tu amigo:


escribi tu nota